Indignación y controversia: una nadadora ganó una competencia colegial pero fue descalificada por cómo se le veía el traje de baño

0
10
Escuela secundaria Dimond de Anchorage. (Foto: Mapas de Google)
Escuela secundaria Dimond de Anchorage. (Foto: Mapas de Google)

La joven entró a la piscina lista para ganar. Una campeona de natación de la Escuela Secundaria Dimond de Anchorange, en Alaska, se impuso en la competencia de 100 metros estilo libre en el encuentro realizado la noche del pasado viernes con presencia de rivales de toda la ciudad.

Pero tan pronto como salió del agua, se enteró de que había sido descalificada.

¿La razón? Su traje de baño mostraba de más, señalaron los jueces.  

La decisión del réferi, quien se encuentra bajo investigación, ha generado un intenso debate entre la unida comunidad de natación y buceo de Alaska, e incitó una larga discusión sobre como los cuerpos de las atletas son vigilados y analizados. Laura Langford, quien es entrenadora de natación en otra secundaria del área, dijo al Washington Post que cree que el racismo, además del sexismo, puede haber sido un factor, dado que la joven es de las pocas atletas no blancas en un deporte en el que predominan los blancos.

«Todas las chicas llevan trajes que están cortados de la misma manera», dijo Langford. «Y la única que fue descalificada es de raza mixta con rasgos más redondos y curvilíneos».

La chica no escogió el traje de baño – su escuela lo eligió y se lo entregó. Pero a pesar de que todas las jóvenes en su equipo usaban un traje idéntico, ella fue la única señalada por violación de uniforme. Annette Rohde, quien estaba trabajado como juez durante el encuentro, dijo a Anchorage Daily News que la parte inferior del traje de la chica «estaba tan arriba que podía ver una nalga tocando a la otra».

Rohden se quedó helada de incredulidad, dijo, y advirtió al réferi, quien no ha sido identificado, que «eso iba a explotar». Efectivamente, la decisión generó un gran revuelo en la comunidad, donde la joven es conocida como una de las nadadoras mejor calificada con posibilidades de calificar en competencias universitarias

«En un mundo donde a las jóvenes se les dice a cada momento que el lugar en el que están no es lo suficientemente buena por miles de razones, la última cosa que necesitan hacer en competencia es escuchar ese tipo de comentarios». Langford, una entrenadora de natación en escuela secundaria al oeste de Anchorage, que además entrena a la joven y sus hermanas desde que eran más pequeñas, escribió del encuentro realizado el viernes en un blog de Medium, el post fue ampliamente compartido. Agregó que «si no te gusta como se ve un traje de baño en el cuerpo de esa chica, entonces no mires; ellas son menores, niñas, y nadie debería estar mirándolas de ninguna otra manera».

Hablando con el Post el lunes por la noche, Langford dijo que estaba enojada por el trato que hubo hacia la adolescente, a quien describe como «la señorita más amable». Esta no fue la primera vez que han hecho sentir a la chica que su figura curvilínea es problemática: El año pasado, un padre de familia le tomó una foto desde atrás y la compartió con otros padres para demostrar que las chicas del equipo estaban usando trajes de baño inapropiados. (funcionarios de distrito informaron este lunes que subdirector de la Escuela Secundaria Dimond «indicó al padre que tomó las fotografías que no estaba permitido tomar fotografías de las niñas y que debía detenerse inmediatamente».)

«Eso para mi es muy inapropiado», dijo Langford. Señaló que la joven ha sido acusada de caminar con el traje de baño arriba apropósito, pero cualquiera que haya competido en natación debería saber que los trajes de baño a menudo de suben involuntariamente.

«Nosotros tenemos un término para eso- es conocido como «suit wedgie», dijo. «Y si ocurre que los trajes de baño se acuñen. Es incómodo. Nadie va a caminar alrededor de esa manera intencionalmente».

A través de los años, los conservadores trajes de baño de una pieza usados por las competidoras de natación han sido eliminados poco a poco en favor de un estilo de corte más alto que tiene menos tela y es más aerodinámico, pero también más revelador. Los cambios en el corte y el ajuste, dijo Langford, hacen «incluso más frecuente que tengas una cuña». Pero un mal funcionamiento menor del traje, aunque molesto, probablemente sea la última cosa en la mente de un nadador concentrado en como cruzará la línea final.

«Si estas en el agua, no piensas en eso», dijo Langofrd.

Rohde y otra entrenadora local de natación dijeron al Daily News, el lunes, que ellas tampoco habían visto a la joven ajustar intencionalmente su traje de baño para que fuera más revelador. Existe una discusión sobre si la amonestación del réferi, por la que protestó la entrenadora de Dimond, habría sido correcta si la chica hubiera hecho eso, o si los nadadores pueden ser penalizados por no darse cuenta de que su traje de baño se les ha acuñado. Autoridades del Distrito Escolar de Anchorage, que anunciaron este lunes que revisaban la decisión del réferi, explicaron que la descalificación «parece provenir de una diferencia de opiniones en la interpretación del reglamento de escuela secundaria sobre los uniformes de natación».

La Federación Nacional de Secundarias, órgano rector para los atletas de escuelas secundarias en Alaska, simplemente estipula que las nadadoras deber cubrir sus traseros y sus senos. En agosto, la organización emitió un comunicado que advertía a los entrenadores de que «los trajes eran usados de tal manera que exponía el trasero de las atletas» y dio un ejemplo ilustrado de cómo era una cobertura correcta de estas partes. Autoridades del distrito dijeron el lunes que la Secundaria Dimond «realizó un gran esfuerzo el año pasado» para conocer los reglamentos – en particular sobre la regulación de los trajes de baño que las jóvenes estaban usando cuando le quitaron la victoria a la adolescente.

«Si el traje es el problema, todas deberían ser descalificadas», dijo Langford. «Pero no fue así».

Megan Kowatch, madre de la chica, dijo el lunes a KTUU que el réferi que hizo la amonestación había avergonzado previamente a otra de sus hijas al criticar el ajuste de su traje de baño durante el encuentro. Ella quiere ver anulados los resultados de la competencia de los viernes y que ese réferi esté lejos de las carreras de sus hijas en el futuro, declaró.

Aunque también ha entrado en el debate el papel del racismo en la descalificación, «nadie parece estar hablando sobre si eso es sexismo», dijo Langford. La Federación Nacional de Secundarias también publicó reglamentos en agosto acerca de los trajes de baño masculinos apropiados y dijo que han visto a jóvenes compitiendo en trajes más pequeños que lo que la organización considera apropiado, pero que ella sepa, eso nunca ha sido un problema.

Por el contrario, explicó Langford, Kowatch ha sido acosada por otros padres para decirle que sus tres hijas en el equipo, las cuales tienen mucho talento como nadadoras, necesitan cubrirse por el bien de los otros nadadores. La adolescente descalificada, que generalmente es «dura como las uñas», tenía los ojos llorosos el viernes en la noche por la decisión del réferi, y estaba «decepcionada» de que las personas estuvieran acusándola de subirse a propósito el traje de baño, dijo la entrenadora.

«El hecho de que hayan dicho que ella estaba haciéndolo intencionalmente, está atrayendo atención sexual que realmente la está afectando», dijo Langford